martes, 2 de abril de 2013

Necesitas vivir en guerra pero a ella la necesitas más que a cualquier guerra.

El problema es que nunca has dejado que nadie luche por ti. Prefieres estar tú solo en el frente de combate, seguro e insolente, como si retaras a cualquier inocente que te viera sonreír. Para demostrarte a ti mismo alguna valentía de la que en el fondo careces. Para comprender así, que las peores batallas, las más crueles, son las que nos enfrentan con el pasado. Porque aunque muchos sean muchos los actos heroicos estos no van a cambiar lo que sientes. Tú no eres ningún héroe porque siempre vas a tener miedo. Miedo a que te echen en el olvido y no vuelvan a escribir sobre ti. A que el tiempo te decepcione ya no puedas encontrar el camino a casa... A hacerle caso por una vez a lo que de verdad quieres.

Sí, sé que tú no lamentas nada. Yo tampoco me arrepentiría de alguien que supo hacerme feliz sin quitarse la ropa. Porque follar puedes hacerlo con cualquiera, pero tener el corazón caliente ya es otra historia... Y en esta historia no quedan vencedores ni vencidos, ni una triste guerra fría en tu colchón porque ya no te espera. Necesitas vivir en guerra pero a ella la necesitas más que a cualquier guerra. Y por eso mismo nunca vas a poder estar en paz.   





( Relatos para Odile )

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Entradas

Follow by Email