martes, 2 de abril de 2013

Necesitas vivir en guerra pero a ella la necesitas más que a cualquier guerra.

El problema es que nunca has dejado que nadie luche por ti. Prefieres estar tú solo en el frente de combate, seguro e insolente, como si retaras a cualquier inocente que te viera sonreír. Para demostrarte a ti mismo alguna valentía de la que en el fondo careces. Para comprender así, que las peores batallas, las más crueles, son las que nos enfrentan con el pasado. Porque aunque muchos sean muchos los actos heroicos estos no van a cambiar lo que sientes. Tú no eres ningún héroe porque siempre vas a tener miedo. Miedo a que te echen en el olvido y no vuelvan a escribir sobre ti. A que el tiempo te decepcione ya no puedas encontrar el camino a casa... A hacerle caso por una vez a lo que de verdad quieres.

Sí, sé que tú no lamentas nada. Yo tampoco me arrepentiría de alguien que supo hacerme feliz sin quitarse la ropa. Porque follar puedes hacerlo con cualquiera, pero tener el corazón caliente ya es otra historia... Y en esta historia no quedan vencedores ni vencidos, ni una triste guerra fría en tu colchón porque ya no te espera. Necesitas vivir en guerra pero a ella la necesitas más que a cualquier guerra. Y por eso mismo nunca vas a poder estar en paz.   





( Relatos para Odile )

lunes, 1 de abril de 2013

Sé feliz y no me busques más

No quiero dejar nada a medias y menos ahora. Yo ya era una mujer incompleta cuando te perdí, otra vez, por enésima vez, 
y sobreviví.  
No me aterra el dolor y lo sabes, es una condición inmanente a mi ser aunque sí te confieso que sufrí. Sufrí mucho pero he de confesarte que no fue por ella, ni por ti. Fue por mí. 
Primero por mí porque nunca he podido entender, 
¿Qué buscabas, que buscas, 
que te dan y que te dieron ellas que yo no te di?
Porque yo todo lo humanamente posible te lo di y lo sabes.  

Bueno, el motivo de esta carta no es para reprocharte más de lo que ya nos hemos reprochado en esta y quien sabe cuantas vidas más. Te dije que yo ya me hacía incompleta de tiempo atrás, ¿pero que puta necesidad de que la gente lo supiera?. Y ahora ya ves, mi fragmentación estará a la vista de todos, de ti... 

Disculpa que no me pare en tu casa para decírtelo de frente. No pretendo causarte lástima, 
ni a ti ni a nadie. Tampoco quiero que te sientas culpable de nada. 
Te escribo para decirte que te libero de mí, vamos, que te ''amputo'' de mí. 

Sé feliz y no me busques más. 
No quiero volver a saber de ti ni que tu sepas de mí
Si de algo quiero tener el gusto antes de morir es de no volver a ver tu horrible y bastarda cara de malnacido rondar por mi jardín. Es todo. 

Se despide quien le ama con vehemente locura,
su Frida.



(Adaptación de una carta de Frida Kahlo a Diego Rivera.)

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Entradas

Follow by Email