martes, 16 de febrero de 2016

El lenguaje de los mudos




''Callar y quemarse es el castigo más grande que nos podemos echar encima. ¿De qué me sirvió a mí el orgullo y el no mirarte y el dejarte despierta noches y noches?. ¡De nada!. ¡Sirvió para echarme fuego encima!. Porque tu crees que el tiempo cura y que las paredes tapan, y no es verdad, no es verdad. ¡Cuando las cosas llegan a los centros, no hay quien las arranque!''

- Federico García Lorca. (Bodas de Sangre).







La silueta perversa de la noche susurra algo en el lenguaje de los mudos – no sé si eres tú el que habla – pero en la punta de mi lengua el vidrio borra todo lo demás. Maldita la quietud de estos ríos que hoy se secan en mi garganta, maldito el inaudible lenguaje de los mudos cuando sus aguas embravecidas, ahora están en calma. Y malditas las humedades de este pecho inundado de venas huérfanas y azules, y la tímida fisura por la que gotea la suerte. Una suerte que cae a cuentas gotas y que se infiltra ya mojada en la carne. Que sobrevive en el frío como corazón ensangrentado. Que limpia en silencio las llagas como lengua áspera de gato. A veces lamento no haberte lamido lo suficiente. A veces lamento no haberte enterrado en el bajo vientre mis manos - para que cuando estuvieras harto de tragar otras salivas – recordases los rituales que inventaste, recordases a qué sabía la mía. Lamento que tú tampoco me dejaras nada aquí dentro a lo que poder agarrarme, pero yo recuerdo mis dedos convertidos en los tuyos tocándome. Hoy tocas dentro y suena a hueco y a gemidos roncos, o caminas sobre cristales. Hoy incluso este recuerdo aguado comienza a descongelarse. Y al final de la escalera la madrugada extiende un hilo del que pender. Podría atarme al cuello tu nombre escrito en mi correa, podría dejarme caer. Hoy podría ensuciarte con amor ajeno en lugar del propio amor todas las sábanas. Hoy la silueta perversa de la noche se calla. En el lenguaje de los mudos, no sé si eres tú el que habla. 


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Entradas

Follow by Email